05 septiembre 2011

OTRA VEZ JOSÉ MUJICA HABLA DE VALORES, ¿PERO QUÉ HACE AL RESPECTO?


El matutino oficialista  La República dialogó con el presidente José Mujica. En su edición de hoy el diario publica los dichos del mandatario los que llaman la atención por el contenido de los mismos: la familia, los medios de comunicación y la formación de valores (educación).


Comienza el artículo de Mauricio Cavallo asegurando que al hacer “una rápida recorrida por los textos de filosofía o de moral, los valores humanos podrían ser enumerados en los siguientes: honestidad, lealtad, perseverancia, responsabilidad y trabajo. Precisamente ellos son los que al presidente Mujica le interesa rescatar y preservar en nuestra sociedad”, dice el periodista.

Los valores se predican con palabras y el ejemplo.
(Imagen de La República 28-08-2011)
FAMILIA. El artículo señala que existe un “creciente anti-valor, donde al parecer el nudo económico, lo que se consume, ha pasado a ser la prioridad determinante de la vida de la gente”, lo que tiene “mil ramificaciones y es como una droga que circula libremente, frente a la cual no existe otro antídoto que el desarrollo de la conciencia”. Observó que para obtener mayores recursos económicos las personas “terminan trabajando en dos o tres empleos” y el hijo de estas “podrá tener unas cuantas cosas materiales más, pero no tiene al padre o este se convierte en una simple visita”. Agregó que el acto de “sentarse a la mesa familiar, hoy significa mirar al televisor y ni siquiera hablar esos  minutos con el resto de la familia, así han surgido una cantidad de actividades que ocupan nuestra vida que pueden tener que ver con cualquier cosa menos con la felicidad humana. Porque para vivir, si lo central es la vida, lo que es casi un milagro, también se precisa tiempo y dedicación para no malgastarle”.

Aclaró que no es que la economía carezca de importancia, sino que “si cada uno de nosotros analiza su vida individual y su historia, mil veces se va a encontrar con que las decisiones más importantes que tomó no tiene nada que ver con lo económico”.

MEDIOS DE COMUNICACIÓN. La nota agrega que Mujica indicó que en la actualidad la comunicación masiva se ha “frivolizado” porque el asunto es “entretener o aturdir” relegándose “el gusto de educar y de formar”. “Hay un creciente decaimiento colectivo en materia de valores con los cuales manejamos nuestra vida y la de nuestra gente”, expresó el presidente.

“Es un tema capital que las fuerzas de izquierda no deberían dejar por el camino, porque al final el único antídoto que existe frente a muchos males que campean en la tierra refieren a la elección de lo que hacemos en nuestra cabeza; si esta no está pertrechada, si tiene temas tabúes que no considera, si no se forma para autogobernarse, y si no es capaz de atravesar la avenida llena de tráfico sin tener consecuencias negativas, parecería que el hombre va a estar como perdido dentro de la multitud”.

EDUCACIÓN. Respecto a la educación formal, José Mujica dijo que “no basta” ya que esta solo “es una parte” y “también está la educación colectiva que se da a través de todos los medios de comunicación que cada vez tienen más importancia”; “los medios son los que hoy más participan en la creación de la conciencia colectiva de la gente, pero están polarizados por las relaciones de presupuestos y otras yerbas y tienden a retroalimentar este fenómeno, en lugar de enfrentarlo”.

Finaliza el artículo de Cavallo diciendo: que el presidente recomendó que el Frente Amplio “introduzca en el debate la discusión sobre la formación en valores de la sociedad”.

COMENTARIO. En primer lugar, recordar que esta no es la primera vez que nuestro presidente se refiere a los valores. Ya lo había hecho a fines de julio (cfr. Mirar Hoy, 01-08-2011, “José Mujica tiene razón, pero…”), y como en aquella oportunidad hoy estamos de acuerdo con nuestro presidente en cuanto a la pérdida de valores de nuestra sociedad y de la humanidad en general.

Segundo, creo que así como Mujica hace bien en abordar temas como el de los valores se equivoca groseramente al referirse y dirigirse únicamente a las fuerzas de izquierda y al Frente Amplio después a la hora de concretar su llamado a abordar la carencia de valores contemporáneos. Tal vez, el primer valor que el mandatario debe preocuparse en impulsar es el de la inclusión porque aunque no lo siente así, es el presidente de todos, y el mérito de querer elevar el contenido de los debates se pierde al limitarlo a su sector político partidario. Evidentemente José Mujica nunca se ha sentido presidente de todos los orientales y en las declaraciones que hace al diario oficialista y que este publica  hoy queda claro.

Tercero, reitero los conceptos ya dichos en la columna del 01-08-2011 porque efectivamente estamos atravesando una crisis de valores que también, fundamentalmente es moral, por lo tanto bienvenidos sean todos los espacios de debate que tiendan o busquen revertir esta situación de decadencia que nos afecta a todos en todos los órdenes de la vida. Pero la sola enunciación del diagnóstico (crisis de valores) no soluciona nada, es necesario actuar, trabajar para comenzar a cambiar lo que está mal. Y para eso la sociedad necesita de guías, líderes, que impulsen el cambio necesario.

La pregunta es ¿qué hace nuestro presidente, además de hablar, para revertir lo que él denuncia como equivocado?; ¿qué hace para comenzar a restaurar los valores que hemos perdido y que de acuerdo a la nota de La República pueden sintetizarse en valores familiares, valores comunicacionales y valores educativos? Y la respuesta es el silencio, por decir lo menos.

A) No hay una política de recomposición familiar, sino todo lo contrario. Desde los dirigentes políticos y la fuerza de gobierno se observan mensajes en sentido contrario que atentan contra la constitución familiar como compromiso de vida superior, proponen un mayor liberalismo en la relación de parejas sin responsabilidad o responsabilidad disminuida facilitando todos los caminos para que las personas se unan, junten y desunan o separen con un simple trámite en donde los hijos suelen ser las principales víctimas. Crecen los mensajes de uniones con muchos derechos y ninguna obligación, primero fue la reglamentación del concubinato, ahora el llamado matrimonio igualitario, todo lo que suma en perjuicio de la familia como base de la sociedad. Mañana será el aborto (somos libres para hacer el amor, pero no responsables para hacernos cargo de nuestro descuido) y la adopción de niños por parte de parejas homosexuales…

B) No hay un política de medios de comunicación, ¿qué ha hecho el gobierno del Mujica? Su creatividad solo ha pasado por la amenaza de recortar publicidad oficial porque no le gusta que se informe sobre la vedad en materia de noticias policiales.

C) No hay una política educativa y de haberla todo indica que es muy mala porque no da resultados. Hoy el Consejo de Ministros tratará el tema de los problemas edilicios en liceos los que se arrastran desde el comienzo de las clases y que, a pocas semanas de terminar los cursos, no han sido solucionados. Pero la calidad educativa es más grave y profunda: abundan los informes técnicos sobre la carencia en el lenguaje, los errores gramaticales y ortográficos, el bajísimo nivel educativo y de conocimiento de los estudiantes, aún de los más avanzados. Un sistema educativo de liceos sucios y en condiciones desastrosas y con profesores que por distintas razones apenas se enseña lo curricular y básico ¿podemos hablar de valores? Claro que no.

MUCHO MÁS. Pero Mujica, ya que le preocupa el tema, debería preguntarse qué valores transmite él. Más allá de que nunca renuncie a su triste condición de guerrillero tupamaro, es el presidente de la República y debe comportarse, actuar, hablar y vestirse como tal. La sociedad, inclusive la juventud, lo observa y seguramente muchos toman su ejemplo y se amparan en su estilo chabacano e irreverente para justificarse. No menor es el apoyo que el mandatario actual y el anterior, Tabaré Vázquez, dieron a Mariano Arana cuando el fiscal pidió el procesamiento con prisión del ex intendente capitalino (La República 01-09-2011). Promover valores es mucho más que referirse a ellos livianamente y no todos están aptos, capacitados ni tienen la autoridad para hacerlo, aunque ocupen cargos electos de importancia.

Hasta mañana.

Líber del Fuerte.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

vamos mujica siga luchando contra los medios manipuladores
de mentes en Uruguay

desde argentina lo acompañamos!

Leo 07 dijo...

el guerrillero que ponia bombas en las calles y mataba inocentes habla de valores????

PD: jajaaj anonimo ocupate de tu país y tu gobierno payasesco

Lauro Reviggni dijo...

Anonimo....si vivis en Argentina!, venite a Uruguay, aporta, trabaja, opina y vota!

Publicar un comentario

 

MIRAR HOY Copyright © 2011 -- Template created by O Pregador -- Powered by Blogger