19 septiembre 2011

OTRA VEZ LA AMENAZA DE AFTOSA. PARAGUAY CONFIRMA REBROTE.


La vida de las personas y de los países, el devenir del mundo entero es caprichoso y tiene un amplio margen de inseguridad. En pocas horas las perspectivas pueden girar radicalmente y lo que antes era próspero  puede convertirse en una amenaza.

Ayer domingo llegó a su fin la Expo Prado  en un marco de éxito total, no solo por la cantidad de visitas que tuvo, un total de 550.000 personas superando las 500.000 del año 2010, sino también por el nivel extraordinario de los animales. Organizadores, participantes, expositores, autoridades, periodistas y público en general coinciden en esa visión y cuando se apagó la última luz todos se sentían satisfechos.


Pero hoy lunes una espesa sombra de inquietud se extendió sobre el mundo productivo nacional y en consecuencia sobre la economía y las perspectivas de desarrollo de nuestro país.

Hoy, el portal Todo el Campo (www.todoelcampo.com.uy) informa que el Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (SENACSA)  de Paraguay confirmó anoche el rebrote de fiebre aftosa del tipo O en la zona de Sargento Loma, departamento de San Pedro, Paraguay, lo que llevó a las autoridades de aquel país a declarar “emergencia nacional” en la zona y comunicara oficialmente la infección a la Organización Mundial de Sanidad Animal OIE (Organización Internacional de Epizootias)

La aftosa continúa siendo una amenaza.
Es necesario estar alertas.
El 26 de mayo la OIE había entregado a Paraguay la certificación libre de aftosa.

La aftosa se trata de una enfermedad epidémica muy contagiosa que afecta principalmente al ganado bovino, y se manifiesta por la fiebre alta y la presencia de aftas en la boca, llagas en las pezuñas y ubres de los animales.

ANTECEDENTES EN URUGUAY. Nuestro país conoce muy bien sus consecuencias. El 24 de octubre de 2000 se dio a conocer un foco de aftosa en Artigas, el primero después de 10 años sin esa enfermedad; poco mes después, el 23 de abril de 2001, se notificó la existencia de un foco de aftosa en Soriano, lo que condenaba a todo nuestro país a ese mal que rápidamente se extendió por el resto de nuestro territorio. Jorge Batlle, presidente en aquel momento, manifestó que la situación era más grave que la hasta entonces preocupante sequía que, recordarán, era muy profunda y causó muchos estragos.

El contagio en Artigas ingresó a nuestro país desde la zona de Jóia, en el estado brasilero de Río Grande del Sur, a 500 kilómetros de la frontera con Uruguay. El gobierno intentó aislar Artigas del resto del país aplicando medidas sanitarias que los representantes del NAFTA (entonces principal destino de nuestras carnes) consideraron óptimas. El rifle sanitario (sacrificar los animales con un disparo en la cabeza) volvió a ser noticia y todos vimos en los diarios y la TV a cientos de ejemplares muertos por esa modalidad.

En la economía las consecuencias se hicieron sentir: los precios de la carne bajaron en torno al 20%.

Pero los máximos esfuerzos realizados por el gobierno del momento y los productores en general, no fueron suficientes. En 2001, concretamente el 23 de abril, la esperanza de limitar la aftosa al norte del país, se derrumbó. Esta vez el contagio provino de Argentina que no había declarado sus focos.

La infección se expandió y los mercados se cerraron en cuestión de horas.

Miles de kilómetros nos separan de San Pedro (centro
de Paraguay), pero la volatilidad de la enfermedad la
hacen sumamente peligrosa.

Para quienes subestiman la importancia del campo en la cadena productiva y económica del país, recordemos que en aquel momento las exportaciones cayeron US$ 165 millones y generó consecuencias gravísimas para todos los ciudadanos, no solo para los productores.

CUANDO AL CAMPO LE VA BIEN… Ayer la Expo Prado cerraba una jornada exitosa y los allegados directa o indirectamente al campo sonreían. Cuando al campo le va bien, a Uruguay le va bien. Hoy el nubarrón se presenta en Paraguay, Dpto. de San Pedro, ubicado al centro de aquel país. Afortunadamente nos separan muchos kilómetros, pero es necesario estar prevenidos, aplicar los instrumentos de seguridad sanitaria sin otra consideración que la salud de nuestra productividad, para evitar que la infección ingrese a nuestro territorio porque como ocurrió en 2000 y 2001, nuestro crecimiento depende de lo bien que cuidemos el campo.

Líber del Fuerte.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

MIRAR HOY Copyright © 2011 -- Template created by O Pregador -- Powered by Blogger